La píldora contra la resaca causa furor en los Estados Unidos
Fecha Viernes, 17 de Septiembre del 2004 (16:47:14)
Tema Noticias


Desde Iblnews:
La píldora contra la resaca, que inventó un científico ruso durante la Guerra Fría, está causando furor en los EE.UU.
Los que buscan sacarse de encima los excesos de alcohol del día anterior ya gastaron 2 millones de dólares en un mes...

Cuándo llegará la bendita pastilla a la farmacia de Buticas...¿?¿?¿?
Continúa en [Leer más...]

Spirit Sciences USA, la empresa californiana que la comercializa, asegura que al ingerir dos pastillas se reducen los efectos de la resaca en sólo treinta minutos.

La píldora ?en base a un compuesto de vitamina C, hidratos de carbono y aminoácidos?, baja la producción de acetaldehído, un químico nocivo que surge de la metabolización del alcohol. No sólo es el causante de la resaca: también se transforma en ácido acético, dañino para el hígado.

La pastilla contra la resaca nació en un laboratorio al sur de Moscú hace más de tres décadas cuando la desarrolló el científico ruso Yevgeny Mayevsky. Según la leyenda que Spirit Sciences se encargó de alimentar, los primeros clientes de Mayevsky fueron los agentes de la KGB. Creían que la pastilla los ayudaba a mantenerse sobrios mientras extraían confesiones de sus ebrios rivales.

Pese al revolucionario invento, Mayevsky y su invento permanecieron en el anonimato hasta 2000. Ese año Dmitry Myasnikov, socio de Emil Chiaberi, presidente de Spirit Sciencies USA, comenzó la producción masiva del producto en Rusia. El siguiente paso fue el debut en EE.UU. en mayo de 2003 con el nombre de RU-21, en alusión a la edad legal para empezar a consumir alcohol, los 21 años.

Calculan que las ventas anuales en el mundo ascienden a los 36 millones de dólares. Ya está a la venta en 12 países, entre ellos Chile, Vietnam y el Reino Unido. A España llegará antes de fin de año año. Y debutará en México en las próximas semanas.

El éxito del producto llegó acompañado de una fuerte polémica. "Ofrece una falsa sensación de seguridad", afirmó Pam McCracken, experta en narcóticos de la Universidad Estatal de Colorado. "La gente piensa que, porque toman estas pastillas, pueden beber más y evitar las consecuencias ?agregó?. Pero el cuerpo sólo puede tolerar una cierta cantidad de alcohol".

La comercializadora recurre a todo tipo de estudios para defender la RU-21. Es el caso de estudios de los Institutos Nacionales de Salud (INH) de EE.UU., según los cuales, las resacas le cuestan al país 185 mil millones de dólares anuales por ausentismos y bajo rendimiento laboral.

Algunos periodistas se prestaron para probar la píldora. Mark Rahner, periodista del "Seattle Times", pensó que amanecería en un estado desastroso después de una noche de tragos. Sin embargo, asegura que se levantó como si nada hubiera tomado.

En cambio, Alex Hannaford del diario británico "The Guardian" no tuvo tanta suerte. "El resultado fue desastroso", aseguró después de una maratón de alcohol. A las seis de la tarde del día siguiente de su experimento, Hannaford reunió fuerzas para llamar a Chiaberi. El presidente de Spirit Sciences USA le preguntó cuántas copas había tomado. Y le respondió: "Esta pastilla es para bebedores moderados".





Este artículo proviene de Ungilde Online v.2k3
www.ungilde.com

La dirección de esta noticia es:
www.ungilde.com/modules.php?name=News&file=article&sid=285